La principal tarea y al mismo tiempo responsabilidad de una empresa es gestionar los recursos humanos, técnicos y materiales a su disposición con el fin de que crear el máximo valor. La creación de valor constituye, pues, su desafío más importante. La creación de valor a través de la toma de decisiones se deberá realizar generalmente en un marco de incertidumbre. El objeto del análisis de los estados económico-financieros consiste en proveer de información sobre la situación patrimonial de la empresa, su resultado y los flujos de caja en ella generados.

 

La inercia del día a día, la vertiginosa velocidad en la que el entorno cambia y otros condicionantes, implican que en ocasiones sea necesario un enfoque complementario, objetivo y crítico de cara a poder realizar un análisis lo más cuidadoso posible de la realidad empresarial. Es la precisión y exhaustividad de estos análisis y diagnósticos lo que nos debe permitir determinar la ubicación, posición y situación de la empresa dentro del espectro empresarial. Una vez determinada nuestra posición, estamos en condiciones de determinar si estamos donde queremos estar (¿está nuestra situación alineada con nuestros objetivos estratégicos?) y a partir de ahí determinar las medidas correctoras que nos lleven a la situación empresarial deseada y que es aquella en la que se crea el máximo de valor.

 

Desde Senders Financers ofrecemos nuestra colaboración a la empresa en esta tarea, la del análisis y diagnóstico de su situación financiera, no exenta de complejidades. Planteamos un enfoque holístico e integral en la evaluación de la empresa como requisito previo a poder determinar su situación y posición real y cuáles son los mecanismos o puntos a introducir para reconducir la situación y maximizar la creación de valor. En esta fase inicial, de reconocimiento, consideramos esencial efectuar un análisis de los siguientes aspectos:

 

– Comprensión de la idiosincrasia, entorno y enfoque estratégico de la empresa

– Análisis de la estructura de los estados económico-financieros (balance de situación, cuenta de pérdidas y ganancias y estado de cambios en el patrimonio neto)

– Análisis de la liquidez de la compañía

– Análisis de la rentabilidad económica de la compañía

– Análisis de los principales indicadores de gestión de la compañía (KPI s)

– Análisis de los cash-flows que genera la compañía

 

El análisis de los anteriores aspectos y en relación a los últimos ejercicios, nos lleva a alcanzar una comprensión de las principales debilidades y fortalezas de la empresa, por una siguiente fase mitigar las primeras y potenciar las segundas mediante una redefinición del plan y estrategia empresarial y por lo tanto, lograr el principal fin de la empresa.